Con gol de Samuel Umtiti que le ganó en el salto a sus dos marcadores, Les Bleus se convirtió en el primer finalista de Rusia 2018 tras derrotar a Bélgica.

En San Petersburgo, Francia se impuso 1-0 a Bélgica y sacó pasaje a la final del Mundial Rusia 2018. El gol lo marcó Samuel Umtiti, de cabeza, con un centro de córner.

En el primer tiempo Bélgica fue más. Fue el poseedor de la pelota, la hizo circular y con encares de Eden Hazard le generó riesgo al arco defendido por Hugo Lloris. Francia, se apegó al libreto que demostró a lo largo de la competición. Achicar el espacio de sus líneas, defender en su propio campo con los once y esperar la oportunidad para contraatacar.

Los Diablos Rojos estudiaron todo el tiempo al rival y nunca pudieron quebrar el cero. Ni Hazard con sus individuales, ni algún remate desde lejos de De Bruyne o a través del juego aéreo.

Quien sí lo hizo fue el conjunto dirigido por Didier Deschamps, cuando Samuel Umtiti consiguió ganar en la altura a Marouane Fellaini y decretar el 1-0 que, a la postre, sería definitivo.

Les Bleus llegan a la final como serios candidatos. Además de la gran fase de grupos que cerraron, ahora hay que sumarles la eliminación, en las instancias de muerte súbita, a seleccionas campeonas del Mundo como Argentina y Uruguay. En esta instancia, dejando en el camino a Bélgica, seleccionado que presentaba las credenciales necesarias para quedarse con la copa.

Tercera final del Mundo para Francia. Campeones en el ’98, en casa, sub-campeones en Alemania ’06, el domingo lucharán por su segunda estrella, en Moscú.