El padre de Facundo era un hombre conocido en la actividad, y fue uno de los protagonistas de la Triple Corona en la década del ’90.

Pesar en el mundo del polo por el fallecimiento de Rubén Sola

Una mala noticia empañó la jornada del domingo en el Abierto de Palermo, el tradicional torneo que se disputa en el Campo Argentino de Polo. Rubén Sola, padre de Facundo, delantero del equipo, se desvaneció y tuvo que ser llevado en ambulancia al Sanatorio de la Trinidad, a pocos metros del Campo de Palermo. La información llegó más tarde y confirmó que un paro cardiorrespiratorio había terminado con su vida.

La jornada no fue la misma desde ese momento, y lo que sucedió después estuvo marcado por la tristeza. El protagonista usual de la Triple Corona en los años 90 se había ido. Su cuerpo será inhumado este lunes, a las 13.30 horas, en el cementerio Memorial. Con Sola se fue un fanático de este deporte. Un hombre dedicado enteramente al juego del polo y también a la cría, muy sabedor de caballos.

El mundo del polo manifestó su dolor por la pérdida de Solá, cuyo legado se mantiene vivo en la carrera de Facundo, que es delantero de Las Monjitas, con 9 de handicap. “Desde la Asociación Argentina de Polo lamentamos el fallecimiento de Rubén Sola y acompañamos a toda su familia en este duro momento”, escribió la entidad en sus redes sociales.

La Natividad, de gran temporada y con 300 puntos en el ranking, ya está clasificado para la Triple Corona del año que viene. En el encuentro posterior, Ellerstina superó 14-9 a Cría Yatay. De esta manera, definirá el domingo próximo ante Las Monjitas el finalista por la Zona B.