El entrenador interino de Unión dialogó con La Tercera de SOL 91.5 sobre la experiencia de dirigir al equipo de Primera División a sabiendas que es solo por un tiempo determinado hasta que se contrato al reemplazante de Madelón.

Tato Mosset cuando le tocó dirigir el partido entre Unión y Arsenal que finalizó empatado 1 a 1 con un gol del visitante en último minuto.

(Para escuchar el audio desde el celular apretá en “listen in browser o escuchar en el navegador”)

Marcelo “Tato” Mosset dialogó con La Tercera de SOL 91.5 sobre la experiencia de dirigir al equipo Tatengue en Primera División en un interinato hasta que se resuelva el reemplazante de Madelón.

El exjugador solo pudo dirigir la primera fecha de la Copa de la Superliga, el empate entre Unión y Arsenal, hasta que el fútbol se suspendió por la pandemia del coronavirus.

“Yo me retiré en 2017 y ahí empecé a participar de las formaciones del club”, contó Mosset y agregó: “En 2018 empecé a dirigir diferentes categorías, y en un tramo del 2019 fui a San Luis de Quillota de Chile con Nicolás Frutos”.

Consultado sobre en qué momento lo encontró dirigir la Primera de Unión, dijo: “En un momento bueno, dede hace mucho tiempo que tengo el anhelo de ser DT. Cuando uno se retira, tiene un montón de ideas desordenadas en la cabeza”.

Y continuó: “Creo que estoy en un buen momento profesional, seguramente me falta mucho por seguir creciendo, aprendiendo”.

En ese sentido, indicó: “En estos días que estuve con los muchachos de Primera División me han respetado en las pequeñas decisiones que tuve que tomar”, dijo sobre los jugadores y destacó: “Vi un grupo comprometido”.

Además, como entrenador se definió: “Soy auténtico, me considero una buena persona. El manejo del vestuario es fundamental”. 

Sobre el partido que le tocó dirigir,  al Tate se lo empataron en el último minuto, dijo: “A el partido lo veía controlado, no veía que Arsenal nos venía intimando demasiado. Fue una jugada aislada”. 

Luego, sostuvo: “Cuando fue el gol, se me vino el mundo abajo”. 

“Ellos necesitaban el triunfo para empezar una buena etapa de la mejor manera, también para la gente. No lo pudimos empezar con un triunfo, pero cuando se reinicie, el equipo tiene una oportunidad maravillosa de poder conseguir un campeonato. Están en condiciones de pelear un torneo de 11 fechas”, aseguró.

De la relación con Leo Madelón, contó: “Relación con Leo, era buena, me ha llamado para que observe muchos trabajos que ellos planteaban para determinados rivales. Los he visto trabajar mucho al cuerpo técnico. He aprendido mucho con Leo. Le voy a estar agradecido siempre”.

“el equipo tiene una oportunidad maravillosa de poder conseguir un campeonato, están en condiciones de pelear un torneo de 11 fechas”

Sobre la salida de Eduardo Magnín, quien era coordinador de las inferiores Tatengue, expresó: “La vi un poco sorpresiva. Son momentos que no estaba en el club. Sé que Eduardo es una buena persona, obviamente que quiere mucho a la institución”.