El proyecto tiene como objetivo brindar protección integral a los animales que se alojan en dichos establecimientos y a los vecinos del entorno cercano.

concejal kerz

En la sesión de este lunes, los concejales aprobaron establecer un marco regulatorio para las Guarderías de Animales de Compañía, entendiendo a estos espacios como lugares que presten con carácter primordial el servicio de recepción, alojamiento, manutención y cuidado de animales de compañía por períodos de tiempo determinado, por cuenta y cargo de sus propietarios o poseedores.

Este proyecto, iniciativa del concejal Ignacio Martínez Kerz, tiene como finalidad brindar a los animales las condiciones de salud, seguridad e higiene necesarias para su correcto cuidado y trato. A partir de su implementación, todas las guarderías de animales de compañía que deseen funcionar dentro de la jurisdicción del municipio, deberán contar previamente con la habilitación pertinente que al efecto otorgue la autoridad de aplicación de conformidad a la normativa vigente.

Al respecto, el concejal Martínez Kerz dijo que “en nuestra ciudad existieron denuncias respecto al funcionamiento de estos establecimientos en virtud de malos tratos a los animales, alimentación inapropiada o insuficiente, malas condiciones de higiene. Es por ello que creemos que este marco regulatorio brindará un grado de certeza y correcto funcionamiento a una actividad que propende a cuidar de nuestras mascotas. Las guarderías de mascotas que funcionen con fines comerciales deben tener, como cualquier otra actividad, su regulación específica que determine su contenido y alcance”.

 

Habilitación de Guarderías

El municipio determinará en la reglamentación pertinente los requisitos que deberán reunir las guarderías de animales de compañía a efectos de obtener la habilitación correspondiente. Deberán tenerse en cuenta criterios como: localización a una distancia prudente respecto de nosocomios, geriátricos, escuelas y toda otra institución que pudiera resultar afectada por el desarrollo de la actividad; exigencias de superficie mínima necesaria y edilicias (vinculadas a la salubridad y seguridad de las instalaciones); sistemas de provisión de agua apta para consumo de los animales; elementos y espacios apropiados para la atención de animales que padezcan alguna enfermedad o lesión; contratación de médico veterinario matriculado; exigencias de destinar espacios abiertos de ejercitación y esparcimiento de los animales de compañía; espacio físico de almacenamiento de alimentos en condiciones adecuadas, entre otros.

Ignacio Martínez Kerz- SOL 91.5

Fuente: Prensa Concejo Santa Fe