Christian Amarilla recordó en las redes sociales todo lo que tuvo que pasar para llegar a esa instancia y su posteo se volvió viral.

Christian Amarilla tiene 26 años y es oriundo de Ingeniero White, localidad ubicada al sur de Bahía Blanca. En mayo, el joven se recibió de licenciado en química en la Universidad Nacional del Sur. Días después de rendir su tesina, realizó un escrito que conmovió a cada persona que lo leyó.

En sus palabras, recopiló decenas de recuerdos que lo llevaron adonde hoy está. Recuerda sus meriendas regaladas, sus botines de fútbol para jugar al básquet, su ropa prestada, su viaje de egresados, su piel oscura y el buylling por ello, la bicicleta, la hernia y los calambres de su viejo, el manjar de arroz blanco de su madre, la beca, las uñas, el daño. “Para hoy ser ‘licenciado’, primero tuve que ser todas las otras cosas”, asegura en el posteo.

Si bien su carta fue escrita para ser difundida en el ámbito académico, una amiga le pidió días atrás la autorización para hacerla pública. Desde entonces, no para de compartirse. En ella, Christian deja en claro que su mayor anhelo era devolverle a sus padres todo el esfuerzo invertido.

Durante la universidad hice muchas amistades, pero tal vez me había abierto poco. Nadie sabia de mi esfuerzo para terminar mis estudios entonces quise contar mi historia. Yo lo compartí con una amiga y 20 días después lo compartí en Facebook”, expresó el joven en Un Día Perfecto

Fuente: Infobae/ Sol 91.5