El gobernador Antonio Bonfatti encabezó esta mañana en Rosario la quinta reunión del Consejo Provincial para la Seguridad. El encuentro contó con la presencia de la intendenta local Mónica Fein, ministros, legisladores y representantes de organizaciones sociales, sindicales, instituciones educativas, fuerzas de seguridad, agencias privadas de seguridad e integrantes de los Ministerios de Seguridad, de Justicia y Derechos Humanos, de Desarrollo Social, de Educación y de Salud. Todos ellos son integrantes de dicho consejo, creado por ley en 2010 como una instancia consultiva y de propuestas de carácter permanente que tiene como finalidad profundizar el estudio de la situación de inseguridad entendida de forma pluridimensional y multicausal.

En esta reunión, cada integrante del Consejo tenía a mano una carpeta donde figuraban las comisiones previstas en la reglamentación. Cada uno de los miembros tuvo la posibilidad de marcar la comisión donde le interesaría participar directamente. En los días sucesivos, el gobierno hará la convocatoria para la constitución de las comisiones, según explicó a los presentes el ministro de Seguridad, Raúl Lamberto.

Además, Lamberto señaló que “cada institución integrante del consejo es dueña de decidir su presencia o no en las reuniones, pero nosotros creemos que dicha presencia es siempre importante. Digo esto porque hoy hemos recibido una nota de los fiscales federales expresando que no correspondía su participación en esta reunión. Nosotros creemos que su presencia es importante pero entendemos la decisión que tomaron; de todos modos se nos invita a participar de un diálogo bilateral en el marco de lo que el ministerio público de la justicia federal, y nosotros lo vamos a aceptar porque creemos que el diálogo tiene que ser parte constructiva de la política de seguridad”.

PREOCUPACIÓN DE TODOS POR LA VIOLENCIA
“Esta primera reunión de 2013 del Consejo está marcada por la profunda preocupación de todos por el tema de la violencia en la provincia de Santa Fe, que no es diferente a lo que ocurre en muchos lugares del mundo, con una sociedad que está tratando de encontrar un camino y que lamentablemente se expresa violentamente en la medida en que no encuentra un norte o un objetivo de vida”, señaló el gobernador en el inicio de su mensaje durante la reunión.

Bonfatti marcó como una de las problemáticas de la Argentina “tener un millón trescientos mil jóvenes que no estudian ni trabajan”, al tiempo que recordó el plan “Vuelvo a estudiar”, presentado días atrás en la ciudad de Rosario, destinado a los jóvenes que en 2011 se encontraban escolarizados pero que el año pasado no cursaron estudios en ninguna institución educativa de la provincia. Luego remarcó que “esto nos obliga a todos como sociedad a repensar qué hacer”.

“Específicamente en Santa Fe, para el problema de la violencia nosotros siempre hemos planteado la necesidad de un abordaje en tres direcciones: la social, desde la justicia y desde la fuerza de seguridad”, añadió.

También, Bonfatti realizó una repaso sucinto sobre las acciones del gobierno sobre el tema de la seguridad y la violencia. En este sentido, enumeró las acciones coordinadas como trabajos conjuntos -a partir del gabinete social- con las intendencias de Santa Fe y Rosario a fin de abordar aquellos barrios más conflictivos y con mayor problemática social. Además de los trabajos realizados como respuesta a lo que se refiere a carencias de urbanización, el gobernador destacó las tareas realizadas en los centros de atención primaria de la salud y las actividades de convivencia que se hacen en las escuelas, al tiempo que remarcó la importancia de los programas “Vuelvo a Estudiar” y “Mi Tierra, mi Casa”.

“UN ANTES Y UN DESPUÉS”
Sobre el aspecto judicial, Bonfatti señaló que a la hora de abordar el tema del delito “habrá un antes y un después de la puesta en marcha del nuevo sistema procesal penal de la provincia”. El gobernador comentó que la participación de los fiscales y el seguimiento de las causas y la investigación va a marcar una diferencia enorme con lo que ocurre hoy.

Además, el mandatario reclamó a la Nación que el Tribunal Federal de Rafaela lleva cinco años desde su creación y aún no tiene sus jueces ni se ha llamado a concurso.

CAMBIO ESTRUCTURAL
Por su parte, el ministro de Justicia, Juan Lewis, habló sobre los avances de la implementación del nuevo código que, dijo, “posibilitaría este año arrancar con esta experiencia”.

Posteriormente, el ministro Lamberto hizo hincapié sobre la necesidad de “un cambio estructural en la fuerzas de seguridad de la provincia”. Y remarcó que “es muy difícil seguir sosteniendo una fuerza demasiado vertical, que corresponde a una antigua ley de 1975, que coloca al jefe de policía de la provincia a la cabeza no sólo de lo que es la fuerza policial sino de la estructura administrativa total de la fuerza”.

“Sobre esta base, planteamos el proyecto de tener cinco regiones con cinco jefaturas, y fortalecer esta relación directa de las jefaturas con las políticas locales. Esto nos permitiría contar con una policía más eficiente”, explicó.

Otro tema que tocó el ministro Lamberto fue el establecimiento de ascensos por concurso en las fuerzas policiales, y en este sentido, el titular de la cartera de seguridad señaló que “dentro de muy poco tiempo se firmará el decreto que las reglamenta, superando de esta manera el antiguo sistema de las Juntas de Calificaciones”.

Asimismo, el ministro también mencionó que se está trabajando en la conformación de centros de denuncias en toda la provincia, y con respecto a esto dijo que “el objetivo es que se vaya liberando del trabajo meramente administrativo a los policías. A su vez, los mismos (por los centros), estarían conectados on line con la fiscalía y el Poder Judicial”.

Por último, Lamberto señaló también que se firmó la resolución que crea los Comités Mixtos de Seguridad e Higiene en el Trabajo, “conformado en su estructura central por 13 integrantes del ministerio y 13 integrantes de la fuerza, constituyéndose de esta forma en la primera experiencia en el país en materia de seguridad”.