23.2 C
Santa Fe
Acceso a Radio en vivo FM SOL 915

“Se me cumplió el sueño del pibe”, dijo Miguel Lemos en Sol Play tras entrenar con Santiago Mele

El arquero de la Selección Argentina para Amputados contó en Sol Play cómo vivió el encuentro con el portero de Unión en el Parque del Sur.

Miguel Lemos junto a Santiago Mele 

Miguel Lemos tiene 51 años y es integrante de la Selección Argentina de Fútbol para Amputados que en octubre participará de la Copa del Mundo en Turquía.

 

El santafesino perdió su brazo derecho a los 4 años en el intento por salvar a su hermano, quién falleció, mientras jugaban en las vías del tren.

 

En el 2001, Miguel se vino desde Santa Margarita a Santa Fe para trabajar de cuidacoches por las mañanas y entrenar por las tardes en el Parque del Sur.

 

El parque fue el lugar de la sorpresa para Lemos: el miércoles pasado recibió la visita del arquero de Unión, Santiago Mele. El uruguayo compartió un entrenamiento con el representante de la Selección Argentina.

 

“Yo no quería que él fuera porque justo ese día jugaba Colón”, reveló Miguel Lemos en Sol Play.  “Se venía postergando y yo tampoco me hacía ilusiones porque cuando planeas algo y después se pincha, te desilusionas. Estaba trabajando técnica con mi nene y cuando me doy vuelta cuando voy a buscar la pelota estaba parado atrás observando el entrenamiento. Imaginate la sorpresa mía. Cuando lo veo, se saca la capucha y me dice `Miguelito por fin te puedo conocer`. Me dio un abrazo y me dijo si colaboraba en algo. No me dejó pensar por los nervios”, contó.

“Se pasó más de una hora y media charlando. Sinceramente, me sorprendió la forma en que se manejó conmigo”, reconoció.

 

 

Pero las sorpresas se multiplicaron para Miguel que fue invitado a Casasol para practicar junto al charrúa Mele, Diego González, Samuel Velázquez, Lucas Meuli y el entrenador de arqueros Rodrigo Llinás.

“Feliz porque todavía no lo puedo creer. Miro y vuelvo a mirar los videos. El video que editó Unión lo voy a gastar de tanto mirarlo. No puedo creer lo que se me dio”, dijo.

“Yo soy muy admirador de Rodrigo Llinás, el entrenador de arquero de Unión. Es un privilegio el aliento del entrenador, el aliento de los compañeros en la entrada en calor y en los trabajos. El sueño del pibe se me acaba de cumplir más allá de que la selección es otra cosa. Haber participado con arqueros de primera, con un entrenador de lujo, no tiene precio”, aseguró.

 

 

Sobre su superación personal tras el accidente en las vías del tren dijo: “Me ha sacado oportunidades porque podría haber hecho una vida normal si tenía el brazo, pero me ha dado la chance de conocer muchas personas. Creo que las mayores alegrías que me ha dado la vida han sido gracias al fútbol. Lo que viví el otro día fue algo impagable y vestir la celeste y blanca es lo máximo”.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
Últimas noticias
spot_img
Noticias relacionadas