A los 17 años, el argentino ingresó en lugar de Deco en el clásico entre Barcelona y Español.

Iban 81 minutos del clásico catalán entre Español y Barcelona, correspondiente a la séptima fecha de la Liga de España. Aquel 16 de octubre de 2004, a 6 kilómetros del Camp Nou, en el Estadio Olímpico Lluís Companys pocos imaginaban que iba a cambiar para siempre la historia del Barça. Y la del fútbol.

A nueve minutos de que finalizara el derby, empezaba oficialmente la carrera de Lionel Messi​. Y comenzaba una nueva era en el deporte más popular del planeta.

Con el marcador 1-0 a favor de los visitantes, salía reemplazado uno de los referentes y el autor del gol blaugrana: Deco. En su lugar, ingresaba un argentino de 17 años, 3 meses y 21 días, que lucía el dorsal número 30 en su espalda.

Tan joven era Messi que fue el jugador de menor edad en debutar en la primera de Barcelona en los últimos 65 años y el segundo más prematuro de la historia -luego superado por Bojan y Ansu Fati-, detrás de Vicenç Martínez Alama.

 

Fuente: TyC Sports