Como México clasifica a sus equipos desde la Concacaf, se libera la plaza para Japón; el equipo de Monterrey es un rival conocido, ante el que sufrió y también fue su salvador; además, jugará la Recopa Sudamericana del 2016.

river_festejo_crop1437569821408.jpg_951387835

Todavía no jugó la final de la Copa Libertadores , pero River ya tiene novedades más que importantes: participará en el Mundial de Clubes , por realizarse en Japón en diciembre próximo. Ello porque, al avanzar anoche a la final Tigres, de Monterrey (goleó 3-1 a Inter, de Porto Alegre; había caído 2-1 en la ida), libera la plaza, ya que los equipos mexicanos se clasifican desde la Concachampions y no desde la Libertadores. De esta forma, River participará por primera vez en el Mundial de Clubes, ya que anteriormente disputó la Copa Intercontinental, también en Japón: en 1986 la ganó ante Steaua Bucarest y en 1996 perdió con Juventus.

Volviendo a lo que será su rival en la final de la Libertadores, la campaña de River en el torneo se asemejó mucho a un electrocardiograma. Estuvo al borde del infarto, como le ocurrió ante el rival que será su último obstáculo para alcanzar la gloria. El 8 de abril, en Monterrey, River estuvo más cerca que nunca de la eliminación. Por la penúltima fecha de la etapa de grupos, caía 2-0 con Tigres. La derrota lo condenaba a un milagro y a una carambola de resultados en la última fecha. Pero un error de la defensa mexicana permitió el descuento de Teo Gutiérrez a los 41 minutos del segundo. La reacción se consumó tres minutos después con el 2-2 de Mora. Otra igualdad, como había ocurrido en el Monumental (1-1).

El electrocardiograma marcaba que River recuperaba el pulso, pero aún seguía delicado. Para el cierre dependía de que los suplentes de Tigres -ya clasificado- al menos rescataran un empate en su visita a Juan Aurich, en Perú. El equipo de Gallardo cumplió con su parte al golear 3-0 a San José en el Monumental, y estuvo todo el segundo tiempo pendiente del resultado de un partido que fue una montaña rusa. Terminó 5-4 y Tigres le dio a River la mano que necesitaba.

Cada uno siguió su camino hasta el reencuentro que habrá desde el próximo miércoles, con la final de ida en Monterrey. En octavos, Tigres superó a Universitario de Sucre (2-1 en Bolivia y 1-1 de local). En cuartos dejó atrás a Emelec: revirtió la derrota 1-0 en Guayaquil con el 2-0 en Monterrey.

Tigres sorprendió en el reciente mercado al inscribir al delantero francés André Gignac, goleador del Olympique de Marsella de Marcelo Bielsa con 23 tantos en la última temporada. Otro refuerzo que acaba de llegar es el delantero nigeriano Ikechukwu Uche, de 31 años, procedente de Villarreal, por 3,5 millones de euros. En el equipo hay tres argentinos afianzados: el arquero Nahuel Guzmán, el volante ex Lanús Guido Pizarro y el ex River Damián Álvarez.

Clasificación a la Recopa Sudamericana

Con el triunfo de Tigres sobre el Inter de Porto Alegre, River se clasificó a la Recopa Sudamericana del 2016, donde jugará con el ganador de la Copa Sudamericana de este año. Hay que recordar que el conjunto de Gallardo, ganador de la Sudamericana el año pasado, obtuvo la Recopa disputada en febrero último, tras ganarle a San Lorenzo, campeón de la Libertadores del 2014.