No podemos subestimar las altas temperaturas. Se debe prevenir la deshidratación y evitar sufrir un golpe de calor, en especial los niños, las embarazadas y los ancianos. Las mascotas también pueden sufrir un golpe de calor.

Máxima de 35ºC: Precauciones ante las altas temperaturas

Todas las personas tienen que tomar medidas antes las elevadas temperaturas como las de este martes, en la ciudad hay una máxima de 35ºC. Por eso es fundamental cuidarse de los golpes de calor o la insolación por la excesiva exposición al sol.

Grupos de riesgo

Hay que tener en cuenta que existen grupos de riesgo más propensos a sufrir golpes de calor entre los que se encuentran los adultos mayores, los niños y quienes trabajan o hacen ejercicios en ambientes calurosos.

Síntomas

Las señales varían, pero pueden incluir una temperatura corporal extremadamente elevada (superior a 39 grados); piel enrojecida, caliente y seca; pulso rápido y fuerte; dolor de cabeza palpitante; mareo; náuseas; confusión; y pérdida del conocimiento.

Asistencia

Ante la aparición de algunos de los síntomas mencionados, puede que se trate de una emergencia y por lo tanto se debe solicitar asistencia médica lo antes posible y asistir a la víctima tratando de enfriarla.

Para ello se debe llevar a la persona a un área sombreada y bajar su temperatura rápidamente utilizando cualquiera de estos métodos: sumergirla en agua fría, rociarla con agua fría, aplicarle compresas de agua fría o, si la humedad es baja, envolverla en una sábana mojada y abanicar vigorosamente.

Medidas a tener en cuenta

Para prevenir el golpe de calor es necesario mantenerse hidratado y estar en lugares frescos. Evitar la exposición prolongada al sol, en especial evitarlo entre las 10:00hs y las 16:00hs, en este horario es cuando los rayos UV alcanzan su máxima intensidad. En caso de no poder hacerlo utilizar protector solar y algún gorro.

Se recomienda ofrecer repetidas veces los niños líquidos (agua o jugos naturales) y a los lactantes, el pecho. Es importante no proporcionar bebidas muy azucaradas o muy frías, ni comidas calientes y pesadas, así como también incorporar mayor cantidad de sal que lo habitual, bañarlos o mojarlos con frecuencia, evitar los juegos o actividades físicas, seleccionar lugares frescos y ventilados, y vestirlos con ropa amplia, liviana, de algodón y de color claro.

Por último, se recomienda no tomar bebidas alcohólicas, evitar esfuerzos físicos intensos, seleccionar lugares frescos para descansar y sentarse o recostarse cuando se registren mareos. En cuanto a los ancianos, deben descansar en lugares frescos y ventilados, usar prendas livianas y tomar líquidos, aunque no manifiesten sed.

Altas temperaturas: Mascotas

Los animales también pueden sufrir un golpe de calor: se recuerda que el piso de las calles y veredas puede quemar sus patas si está muy caliente.

Se recomienda llenar los tazones de agua repetidamente y en lo posible cambiarla cada tanto para que este más fresca. No pasear al perro cuando el sol este fuerte.

Los perros callejeros también sufren el calor, en días así es normal que se refugien en lugares frescos. En lo posible no hay que echarlos y es bueno ofrecerles agua.

Altas temperaturas: Plantas

Las plantas como todos los seres vivos también se ven afectadas por el calor. En caso de los patios y los jardines se recomienda regar las plantas antes del amanecer o después del atardecer, para evitar el contraproducente efecto del sol y el agua.

En el caso de las macetas se recomienda hacerlo fuera de las horas de calor, es decir, antes de las 10 y después de las 18 horas. En caso de que no se tenga tiempo en esos momentos siempre es mejor regar las plantas que no hacerlo. Hay que tener en cuenta que las plantas en maceta requieren más riego que en tierra.

De todas formas siempre hay que tener en cuenta la especie de la planta y su riego habitual.