Los empleados de esa empresa se movilizaron frente a la casa de Alberto Padoan, cabeza del grupo. La firma amenaza con cerrar la unidad productiva y dejar sin trabajo a 430 personas.

Conflicto con el Grupo Vicentin

Trabajadores de la Algodonera Avellaneda, empresa que forma parte del grupo Vicentin, reclamó frente a la casa del empresario Alberto Padoan por el pago de salarios adeudados mientras que la empresa santafesina amenaza con cerrar la unidad productiva y dejar sin trabajo a 430 personas.

El conflicto, que permanece abierto desde febrero de este año, exige que la empresa complete la parte atrasada de los salarios y actualice remuneraciones que varían entre 20 y 25 mil pesos por mes.

Leer más: Desde Vicentin, celebraron la decisión de Alberto Fernández: “La empresa puede afrontar las deudas”

Carlos Zamboni, abogado laboralista de la Federación Aceitera, dijo: “El Gobierno pagó una parte de los sueldos con el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción pero la empresa no completó su parte. Ahora, en medio del conflicto prefirieron no pedir el nuevo ATP para que no cobren nada. Es un castigo que busca que cesen en sus derechos”.

“La realidad es que el sindicato de textiles no avaló la huelga de los trabajadores que decidieron afiliarse al Sindicato de Aceiteros y Desmotadores de algodón. Pero más allá de eso el conflicto es salarial y viene desde febrero”, indicó Zamboni.

Fuente: Página 12