Representantes del Sindicato de Guardavidas de la República Argentina con sede en la ciudad de Santa Fe se manifestaron frente al Concejo Municipal para exigir el tratamiento de una ordenanza para que se prevea distintos aspectos que afectan directamente a los trabajadores y a la sociedad santafesina que quiere pasar el verano en las playas de la ciudad.

Reclamo de guardavidas. Foto: Mauro Re.

Sergio Berardi – Móvil SOL 91.5


 

El próximo 15 de noviembre se inaugurará oficialmente la temporada de playas en la ciudad de Santa Fe. Sin embargo, los guardavidas que prestan servicio de prevención y seguridad, se encuentran en conflicto y exigen el tratamiento de una ordenanza que establece distintos aspectos como extensión de temporada, actualización de salario y operativo de seguridad.

En este sentido, Sergio Berardi del Sindicato de Guardavidas de la República Argentina, quien brindó detalle de los reclamos que llevan adelante en el Concejo Municipal.

“Hace un año que lo venimos planteando e involucra una serie de reivindicaciones para los compañeros y para la ciudadanía misma como la extensión de la temporada. A partir de la Ley Nacional del año 2015 se establece una temporada de 5 meses y el uso que la misma gente le da a las playas de la ciudad ya da cuenta que en el mes de octubre están siendo visitadas por los santafesinos y turistas”, adelantó. “Es decir que, desde el inicio de la temporada, la extensión de la temporada, el reconocimiento de la antigüedad de los guardavidas, que, según el régimen actual recién se jubila a los 108 años, porque no están computando tres temporadas en un año de antigüedad, esto es una de las reivindicaciones que le estamos planteando al Concejo”, explicó.

Reclamo de guardavidas. Foto: Mauro Re.

“La posibilidad de que se planifique la temporada con más tiempo es otra de las cuestiones, no puede ser que estemos a una semana de empezar la temporada y estemos con aspectos organizativos”, apuntó.

“Tenemos una cuestión de seguridad muy complicada y nosotros planteamos la creación un Concejo de Seguridad y la creación de un Operativo de Seguridad por ordenanza. Necesitamos un cuerpo colegiado que planifique y establezca parámetros de seguridad mínimo en todas las playas”, subrayó.

“Ha habido turnos con playas sin guardavida o con uno solo. Esto, para nosotros que brindamos un servicio de prevención y seguridad, es ineficaz. No queremos lamentar la pérdida de vida de un compañero o cualquier persona por haber minimizado justamente la seguridad como debería haber sido planificada”, sostuvo.

“Hacia el mes de mayo tuvimos una entrevista con los concejales que si la ordenanza no salía para fin de año íbamos a tener una temporada conflictiva, porque la paritaria nuestra cierra a finales de año y el sector privado está mucho más alta que en el sector público”, explicó.

“El proceso inflacionario ha comido más del 40 por ciento del salario nuestro”, finalizó.