Artistas callejeros se oponen a un proyecto de ley que se está analizando en varias ciudades para que se considere delito el arte callejero.

El reclamo se debe a que con los cambios que se prevén realizar en el Código Contravencional, las denuncias por ruidos molestos que provengan de la vía pública podrán ser anónimas y se establecen multas que podrían alcanzar los dos mil pesos, cinco días de arresto o hasta diez días de trabajo de utilidad pública.