La medida rige para locales gastronómicos, quioscos, hoteles y boliches de Buenos Aires. Desde este miércoles, sólo los darán si el cliente los pide.

El sorbete es un elemento común en los establecimientos de comidas y bebidas, boliches, etc. Desde este miércoles entrará en vigencia una nueva resolución del Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño, que establece que no podrán ofrecerse o colocarse sorbetes plásticos de un solo uso a la vista del cliente. Y dentro de seis meses directamente quedarán prohibidos su uso, entrega y expendio.

Esta medida alcanza a hoteles de 4 y 5 estrellas, shoppings, boliches, quioscos, galerías comerciales, centros comerciales a cielo abierto, locales con más de 300 personas por evento y establecimientos de cadenas comerciales. También deberá adaptarse todo comercio donde se sirvan o expendan bebidas; o se elaboren, expendan o fraccionen productos alimenticios.

En Argentina, ciudades como Pinamar, Villa Gesell, Mar del Plata, Mar Chiquita, Mendoza y Ushuaia ya prohibieron el uso de sorbetes, mientras que a nivel mundial California, Nueva York, Río de Janeiro, Galápagos y Vancouver son algunos de los lugares que hicieron lo mismo. Se estima que el 62 por ciento de la producción de plásticos se destina a productos de packaging y de un solo uso como los sorbetes.

Fuente: Clarín