Así lo dispuso el juez Héctor Gabriel Candioti a raíz del pedido formulado por la fiscal Ana Laura Gioria. El imputado tiene 27 años y sus iniciales son MAT.

Un hombre 27 años cuyas iniciales son MAT quedó en prisión preventiva en el marco de la investigación por la agresión sufrida por el propietario de un local gastronómico ubicado en la avenida Blas Parera al 9.300 de la ciudad de Santa Fe. Así lo dispuso el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Héctor Gabriel Candioti, en función del pedido formulado por la fiscal Ana Laura Gioria en una audiencia de medidas cautelares llevada a cabo en la mañana de hoy en los tribunales de la capital provincial.

Leer más: “Movilización frente a Tribunales para pedir justicia por Horacio Borda

El hombre investigado fue imputado el pasado jueves por el fiscal Andrés Marchi como autor del delito de homicidio en grado de tentativa.

Cuatro personas

Gioria explicó que “en la audiencia de esta mañana, el juez Candioti ordenó la prisión preventiva del imputado y adelantó que dará los fundamentos en los términos de ley”.

Leer más: Imputaron a uno de los agresores del parrillero

La funcionaria del MPA también confirmó que “hay otra persona investigada que se puso a disposición de la Fiscalía. Por la pena en expectativa del delito por el cual es investigado, será imputado en libertad en los próximos días”. Asimismo, la fiscal indicó que “hay otras dos personas que participaron del hecho, pero aún no fueron identificadas”.

Gioria también destacó “la labor que realizó en la investigación, tanto el personal de Gendarmería Nacional, como los integrantes de la Policía de Investigaciones (PDI) de Santa Fe”.

Agresión

En cuanto a los hechos investigados, la fiscal recordó que “el imputado intentó dar muerte a la víctima mediante el empleo de un elemento contundente”. En tal sentido, precisó que “el hecho ilícito fue cometido alrededor de la 1:35 de la madrugada del viernes 29 de marzo”.

El imputado ingresó al local gastronómico de la víctima junto a otras tres personas. Llegaron al lugar en un vehículo tipo utilitario marca Peugeot modelo Partner, y se bajaron en el restaurant con caños de los que se utilizan para las instalaciones de gas”, precisó el fiscal. “Una vez que ingresaron al inmueble, increparon y agredieron físicamente a una persona que estaba en el lugar, lo que motivó que se provocara una gresca generalizada. A raíz del conflicto, intervino el dueño del comercio”, agregó.

Gioria continuó el relato de los hechos y sostuvo que “cuando la víctima estaba intentando separar a algunos de los agresores, el imputado lo golpeó con un caño en la cabeza con el fin de causar su muerte o, al menos, conociendo, asumiendo y aceptando como posible el resultado que pretendía lograr”. La fiscal del MPA agregó que “la víctima fue trasladada al hospital Cullen, donde fue intervenido quirúrgicamente en tres oportunidades y donde continúa internado”.

Fuente: MPA/SOL 91.5