Ocurrió en San Pedro, Buenos Aires, los implicados están acusados de agredir sexulamente a nenes de entre 3 y 5 años, quienes fueron sometidos a entrevistas en Cámara Gesell.

Tras 12 meses de investigación, se detuvo a un portero y un sacerdote de un jardín de infantes en la localidad de San Pedro, Buenos Aires, acusados de abusar de, al menos, cuatro niños de entre 3 y 5 años. La investigación se inició porque: “Los chicos dibujaban partes del cuerpo humanos a las que no tenían acceso por su edad”, según dio a conocer una periosdista de la localidad.

La investigación incluyó entrevistas en Cámara Gesell, donde gracias a los testimonios, las autoridades judiciales ordenaron la captura de los imputados, acusados de abuso sexual agravado. Tras darse a conocer la denuncia, el cura fue apartado del manejo del jardín, aunque siguió a cargo de la Parroquia San Roque.

Ambos detenidos fueron trasladados a la sede de la DDI de San Pedro. Allí se reunieron padres de las víctimas y vecinos para expresar su repudio a los acusados. Tras ser revisados por un médico legista, fueron llevados a la DDI de la ciudad de San Nicolás, donde permanecerán alojados temporariamente.