Una madre pidió auxilio al 911 porque su hija de un año fue victima de un golpe de calor. Tras el llamado, dos agentes llegaron a su casa, reanimaron a la niña y la trasladaron en un patrullero al hospital de niños.

La mamá de una beba de un año llamó este sábado por la tarde al 911 para pedir auxilio ya que su pequeña hija se encontraba transitando una crisis respiratoria grave.

Arribaron al lugar el agente Martín Ordoñez y el suboficial Abel Silvan del Comando Radioeléctrico. Al observar la crítica situación por la que atravesaba la pequeña Ordóñez resuelve practicarle acciones de reanimación cardiopulmonar. Afortunadamente la pequeña mostró reacción y de inmediato los policías subieron al patrullero a la beba junto a su madre y trasladaron a ambas hacia el hospital Orlando Allassia.

A su ingreso, una médica especialista aguardaba la llegada de la beba que ya en el centro de salud tuvo un cuadro convulsivo. La eficaz asistencia que la pequeña recibió desde un principio hizo posible salvar la vida de la pequeña.

Según reportaron desde el hospital de Niños, la beba sufrió una crisis por un golpe de calor, permanece internada y evoluciona favorablemente.

hospital de niños 23

 

Fuente: El Litoral.