El fiscal Delgado exigió que se tome declaración indagatoria a Celia Aparicio, una de las religiosas del convento de General Rodríguez; también a la esposa del ex funcionario.

El más que elocuente video de las monjas del convento de General Rodríguez ayudando a José López a guardar los bolsos, la madrugada en que fue capturado con US$ 9 millones, motivó a la Justicia a citar a una de las religiosas.

El fiscal federal Federico Delgado pidió hoy citar a declaración indagatoria a Celia Aparicio, una de las monjas del monasterio.

Delgado también pidió que declare la esposa del detenido José López, Maria Amalia Díaz, y los empresarios Andrés Galera y Eduardo Gutiérrez en la causa por enriquecimiento ilícito del ex funcionario kirchnerista.

El dictamen fue presentado ante el juez federal Daniel Rafecas a las 7.30, apenas iniciado el horario de actividad judicial en los tribunales federales del barrio porteño de Retiro y ahora el magistrado deberá resolver si acepta los pedidos.

El fiscal tildó las imágenes que se conocieron ayer por Telefe como “elocuentes” y relató en su escrito: “La hermana Celia Inés Aparicio tomó los bolsos en sus manos con la naturalidad de quien colabora para ocultar un delito”.

En su escrito de pedido de indagatoria, Delgado también detalla que la monja Alba Día de España Martínez Fernández, a cargo del convento, se comunicó once veces con la mujer de López en la previa a su llegada a General Rodríguez.

“Las monjas no se limitaron a monitorear la llegada de López al convento, también lo recibieron y ayudaron a ingresar el dinero a la casa. Se manejaron con mucha tranquilidad teniendo en cuenta que a centímetros de la puerta había un fusil apoyado en el piso de la galería”, escribió en un párrafo el fiscal.

Fuente: La Nación