Así lo afirmó Norberto Outerelo, abogado de Emiliano García, ex jugador Sabalero que demandó al club por 4 millones de pesos. “Colón puede ser inhibido”, agregó.

Emiliano García ex jugador de Colón.

 

“Esto puede llevar a la quiebra a Colón”

 

Emiliano García, jugador que vistió la camiseta de Colón en el año 2015, demandó al club por falta de pago y dicha cifra supera los 4 millones de pesos. Así lo confirmó Norberto Outerelo, abogado que defiende los intereses del futbolista, en dialogo con La Primera de SOL 91.5.

El pasado jueves 5 de julio, en la ciudad, se llevó a cabo la audiencia donde estuvieron presentes ambas partes. Cabe indicar que Graciela Sosa es quien lleva adelante la causa en Santa Fe.

Con respecto al reclamo que hizo García correspondiente a una deuda que tiene la entidad santafesina, Outerelo explicó: “El jugador estaba en Primera, con el cambio de técnico lo llevaron a reserva. Tenía un contrato en partes que Colón en un momento determinado dejó de pagar”. “García concurrió por el convenio que corresponde, intimó por Agremiados, ahí tuvimos un problema y terminamos en Agremiados en Buenos Aires con Marchi”, agregó.

Colón ni siquiera contestó las cartas documentos”, reclamó. Aunque reconoció: “Esto no es exclusivo en Colón, es pan común en el futbol”. “Tengo algunos años en esto, hay una deficiencia bastante pronunciada de los dirigentes que se creen patrones de estancia”, disparó.

“Tuvimos que terminar en Agremiados con Marchi. El jugador se tuvo que presentar con un escribano para poder intimar en Colón y el club no hizo el aporte que le correspondía”, insistió.

Si el club no paga, no voy dudar ni un minuto en pedir la quiebra de Colón”, afirmó Norberto Outerelo a lo que agregó: “Puede ser inhibido de transferir, en el sentido de vender o comprar, a titulo gratuitito, a titulo oneroso, a préstamo”.

Finalmente, el abogado apuntó hacia los dirigentes: “Lo más irritante es el desprecio con que tratan al jugador y a mí. Hay que ser más humildes y bajar los humos. Ser dirigente de futbol no es nada: es una silla que se la presta por un ratito”.

 

Fuerte polémica con la marca que viste a Colón

Polémica por la marca que viste a Colón