10.5 C
Santa Fe

Nuevos testimonios permitirían realizar más hallazgos en el ex campo militar San Pedro

Sol Play 91.5 dialogó con Hugo Alberto Kofman sobre los avances en la investigación en torno al ex campo de entrenamiento militar que funcionó como centro clandestino de detención durante la última dictadura militar.

Regreso al Campo San Pedro

En el año 1985, Carlos Castellano, encargado civil del campo San Pedro, halló falanges de dedos de una mano en una pequeña excavación realizada en una sección del terreno. A partir de ahí, Hugo Kofman quedó a cargo (a pedido de la Conadep) de la investigación y excavación en busca de más restos humanos. En 2010, se encontraron los restos de ocho militantes en una fosa clandestina de ese terreno militar.

Las investigaciones en el campo militar San Pedro, localizado a 12 kilómetros de Laguna Paiva, no cesaron, aunque hasta la actualidad no han brindado nuevos descubrimientos. Una de las razones de esto es el importante tamaño del predio, que tiene aproximadamente 2000 hectáreas.

Leer más: Felipe Solá en SOL 91.5: Argentina fue el único país de Sudamérica que no debió transar con las dictaduras para que vuelva la democracia

A través de la obtención de testimonios, incluyendo el del ex agente de Inteligencia del Ejército, Eduardo Costanzo, se dio cuenta de un contingente de 27 detenidos, y dado que solo se hallaron 8 cuerpos, autoridades y miembros del equipo Argentino de Antropología Forense suponen que aún faltan encontrar 19. Sin embargo, pese a las extensas campañas de búsqueda realizadas por el equipo forense, hasta el momento no se han podido realizar nuevos hallazgos.

“12 años sin hallazgos”

En diálogo con Sol Play 91.5, Kofman, docente, integrante de la Casa de Derechos Humano, y coordinador de la investigación que permitió hallar a los ocho militantes secuestrados y desaparecidos, aportó información sobre el estado de la investigación.

“En los últimos años lo que hemos hecho desde diversos organismos de Derechos Humanos es buscar testigos de la epoca, o sea, gente que trabajó en la zona, como por ejemplo peones de campo. Esas personas poco a poco han ido hablando y dando su testimonio. Esto nos ha llevado, en este último año, a encontrar dos personas que dieron testomonio que, a nuestro juicio, son muy importantes porque coinciden con otros testimonios del lugar. El último testominio se presentó el mes pasado“.

Leer más: 10 de diciembre: Día Internacional de los Derechos Humanos

Kofman agregó que en general, las personas que han aportado su testomonio se han mostrado muy solidarias. “Es una cuestión básica de humanidad: ayudar a encontrar los restos de una persona fallecida que han sido ocultados”. Por último, destacó que existen expectativas puestas en la próxima campaña a realizarse por el equipo de antropología forense, ya que en esta oportunidad podría derivar en nuevos hallazgos.

Últimas noticias
spot_img
spot_img
Noticias relacionadas