El Tribunal Superior de Justicia (STJ) suspendió la jura prevista para este lunes, de la nueva ministra de Trabajo de Brasil, Cristiane Brasil, tras no considerarla apta por no pagar correctamente a dos choferes.

En contraste con lo sucedido en Argentina, en Brasil se detuvo la asunción de la ministra de Trabajo, Cristiane Brasil, debido a que nunca contrató de manera formal a dos choferes, así determinó un juez en primera instancia.

La justicia laboral brasileña condenó a la ministra por haber tenido contratados de manera informal a los empleados, uno de ellos, un conductor el cual trabajaba 15 horas para ella y su familia por día.

La jura del cargo fue suspendida el 8 de enero por un juez federal de Río de Janeiro, Leonardo da Costa Couceiro, en base a una acción en contra de Brasil, pero el presidente Michel Temer había anunciado la ceremonia para éste lunes 22 de enero.