El plantel rojiblanco celebró dentro y fuera de la cancha el pase de ronda en la Copa Sudamericana luego de ganarle en el global por 3 a 2 a Atlético Mineiro.

Fue un partido sufrido para el equipo Tatengue, perdió 2 a 0 en Belo Horizonte pero pudo terminar festejando por la gran ventaja de 3 a 0 obtenida en Santa Fe y de esa pasar de ronda en la Copa Sudamericana. Luego del pitazo final se vio el desahogo de todo el plantel y cuerpo técnico, pero principalmente del director técnico Leonardo Madelón quien elevó uno de sus puños por el aire en forma de festejo.

Por otra parte, después del partido los jugadores continuaron con cantos y saltos la celebración del pase de ronda.