La selección argentina de hockey femenino cayó ante Holanda por 2-0 en la final de los Juegos Olímpicos de Londres y debió conformarse con la plata. Así, la medalla dorada sigue siendo esquiva para las Leonas, que igualmente subieron a cuatro podios de manera consecutiva tras Sidney, Atenas y Beijing.

El primer tiempo del partido disputado en el Riverbank Arena del Parque Olímpico de Stratford fue demasiado parejo y ambos equipos contaron con pocas ocasiones de gol. La más clara fue para las holandesas, tras un córner corto que la arquera María Florencia Mutio desvió de manera espectacular.

Maartje Paumen, capitana de Holanda, fue la que manejó los tiempos de su equipo. En Argentina, en cambio, Luciana Aymar (hoy cumplió 35 años) no logró desnivelar debido a la intensa presión en la marca que ejercieron sobre ella las jugadoras rivales. 

Las holanesas marcaron la diferencia en el segundo tiempo. Carlien Dirkse van der Heuvel abrió el marcador los 10 minutos tras un rebote a la salida de un córner corto. Luego, Paumen cerró el partido con un tiro que se coló en el ángulo izquierdo de la arquera argentina. 

El empuje de las conducidas por Carlos Retegui fue insuficiente para descontar ante un rival que se acomodó firme en el fondo y apostó al contraataque. Tras la derrota, el desconsuelo de las Leonas fue incontenible. El máximo objetivo, el oro, volvió a escapárseles de las manos.