Así lo manifestó Mateo Hernández, en diálogo con La Primera de SOL 91.5, luego de su debut en la Primera División con la camiseta del Sabalero el pasado viernes ante Belgrano. El delantero ya había sumado minutos en la Copa Santa Fe frente a Unión de Sunchales. ¿Cuáles son sus objetivos? Escuchá la nota.

Mateo Hernández.

(Para escuchar el audio desde el celular apretá en “listen in browser”)

El viernes 30 de noviembre de 2018 quedará marcado en Mateo Hernández y toda su familia. Ese día, en el estadio Brigadier Estanislao López, el juvenil de 20 años debutó con la camiseta de Colón en la Primera División del fútbol argentino ante Belgrano en lo que fue empate 1 – 1.

En diálogo con La Primera de SOL 91.5, Mateo que juega de delantero pero puede desempeñarse en el medio campo, contó las sensaciones tras su debut e hizo referencia a los objetivos que tiene en mente, ahora, en la máxima categoría del fútbol local.

En primer lugar, el juvenil Sabalero recordó el debut: “Tengo una alegría inmensa. Uno se pone a pensar, ahora más tranquilo, el sacrificio que uno hizo y todas las cosas que vivió. Estoy muy feliz”.

“Me felicitaron todos, estaban todos contentos, tanto mis amigos como mis familiares que son incondicionales para mí. Me apoyaron muchísimo en este camino. Mi familia, que la verdad es para destacar, porque son parte de esto. Siempre estuvieron al lado mío, han viajado a verme e todos lados, me han apoyado en todo”, afirmó Barullo, cómo lo apodan sus allegados.

¿Cómo llegaste a Colón?

“Yo jugaba en Gimnasia de Ciudadela y en un torneo que Colón se iba a Mar del Plata, donde tenía 11 años, el técnico me dijo que viajara con ellos. Yo no me quería ir de Gimnasia por mis amigos”, contó Mateo. “En ese torneo salimos campeones y en la final, hice un gol de chilena. La verdad que nos fue re bien”, agregó.

¿Cómo creés que llegaste a la primera de Colón?

“Me siento preparado para esto. Vengo hace dos años jugando en Reserva, tres años que ya estoy en el plantel de Reserva y creo que en esos años me preparé bien y estaba esperando tener la oportunidad. Gracias a Dios se dio y me estoy contento por esto”, aseguró.

Además, Mateo recordó: “Hice una pretemporada con Darío Franco y después tuve una lesión en el tobillo. Me habían bajado del plantel y estuve todo el año parado. Tuve un esguince crónico en el tobillo y después se complicó un poco la recuperación”.

¿Dónde te sentís más cómodo?

“Me gusta jugar más por izquierda, me siento más cómodo, porque puedo enganchar y patear al arco. Pero si tengo que jugar por derecha, no tengo ningún problema. Me siento cómodo por los dos lados”, afirmó.

¿Cómo te sentiste en cancha?

“No volví a ver el partido porque quiero estar tranquilo. Me he equivocado en algunas jugadas, pero estoy mentalizado en lo que viene”, manifestó.

¿Cuánto significó el Bichi en todo esto?

“La verdad que no me lo esperaba, soy sincero. Tuve la oportunidad de entrar en la Copa Santa Fe, con Eduardo Domínguez iba yendo, pero no tenía la posibilidad de sumar minutos. Por suerte, en la final en Sunchales, tuve esos 20 minutos que creo que fueron fundamentales, Demostré que podía estar y qué es lo que quería”, señaló.

¿Cuáles fueron los técnicos que te marcaron?

“Marcelo Goux me ayudó muchísimo. Pablo Bonaveri donde salí campeón en la Liga Santafesina”, destacó.

¿Cuáles son tus objetivos?

“Lo más importante ahora es mantenerse. Se que hay muchos jugadores que llegan y se quedan en el camino y no quiero eso. Hay que seguir trabajando y no desviarse del camino”, finalizó.