Debido por su creciente popularidad en las redes en los últimos días, expertos y organizaciones recuerdan el peligro del mascotismo.

Los carpinchos no son animales domésticos

Los memes y videos de carpinchos en el mundo virtual despertaron el amor por los roedores más grandes del mundo, los carpinchos, incluso muchas personas expresaron su deseo de tener uno como mascota, por lo que diferentes grupos y organizaciones ecológicas alertan sobre la irresponsabilidad de la idea.

Leer más Regreso a casa para diez pingüinos recuperados en la Costa Atlántica

El mascotismo es la práctica de sacar un animal silvestre de su ambiente y tomarlo como mascota, también es mascotismo encontrar un animal salvaje en un lugar urbano y “adoptarlo porque está perdido”, lo que se debe hacer es llamar a las autoridades para que traten al animal y lo regresen al mismo a su hábitat natural si es posible.

La Fundación Rewilding Argentina explica que “el “mascotismo” —la posesión ilegal de animales silvestres— pone en peligro de extinción a una enorme cantidad de especies. Además de retirarlos de su entorno natural, el tráfico de fauna promueve también la irrupción y alteración de ecosistemas”. La Reserva Natural Los Chaguares ubicada en la provincia de Chaco, a 20 minutos de Resistencia, también recuerda que hay otros animales amenazados por el mascotismo como (tucanes, aves, monos, guazunchos entre otros.