El arquero de Unión, Marcos Peano, hizo su debut en el arco rojiblanco en el Clásico Santafesino de este domingo en el estadio Brigadier López. El joven de 19 años reemplazó a Joaquin Papaleo, que recibió un pelotazo en su ojo izquierdo y no pudo continuar.

Marcos Peano, arquero de Unión.

¡Lindo día para debutar, Marcos! En la semana previa al Clásico Santafesino, la única duda que tenía Leonardo Madelón estaba en el arco: es que Nereo Fernández arrastró una molestia en uno de sus gemelos de la cual no pudo recuperarse. Si bien lo esperaron hasta último momento, fue el mismo entrenador quien anunció que Joaquin Papaleo iba a estar debajo de los tres palos mientras que Marcos Peano iría al banco de suplentes.

El clásico quedó a mano

Madelón confió en el joven para cuidar la valla Tatengue y así saltó a la cancha con Joaquin Papaleo de titular… Pero a los veinte minutos de juego, un pelotazo en el ojo izquierdo le produjo un derrame que lo dejó sin visión de manera temporal y afuera de la cancha. ¡Sí! El arquero, que debutaba en primera división, debió abandonar el campo de juego y darle lugar a otro juvenil: Marcos Peano.

Con tan solo 19 años, el oriundo de Freyre (provincia de Córdoba), Marcos Peano, debutó en primera división defendiendo el arco de Unión y fue frente a Colón en el mismísimo Cementerio de los Elefantes.

Si bien no tuvo mucha participación en el partido, el “arquerito” demostró seguridad en las pelotas paradas, en la salida desde el arco y también en dialogo con la prensa, cuando expresó sus sensaciones tras el debut.

Madelón: “Nos faltó claridad y profundidad”