El Diez dirige su primer entrenamiento al frente del Lobo y saludó a los hinchas. “Mientras yo dirija, este grupo será un ejemplo”, expresó ante una multitud eufórica.

Revolución Maradona

Pasadas las 13.50, Maradona apareció en el campo de juego. Atravesó la manga, tuvo su primer contacto con el público e, inmediatamente, se largó a llorar. Con un carrito de golf, lo trasladaron hasta el círculo central, donde tomó el micrófono y pronunció sus primeras palabras como DT del Tripero.

Estoy un poco jodido de la rodilla, pero no me importó venir porque la gente me llamaba por teléfono y me decía: ¿es verdad lo de Gimnasia?”, dijo Maradona, y rápidamente lanzó un dardo hacia Estudiantes: “A los de enfrente no les digo nada porque quiero ser respetuoso…como no lo son ellos”.

“El Diez” también dirigió algunas palabras a sus críticos: “Yo no soy ningún vago, a mí me gusta trabajar. A mí me gusta ganarme la plata corriendo, como lo hice toda mi vida”.

Este grupo va a ser un ejemplo“, aseguró. Luego, desafió: “No les quepa duda de que el domingo nos vamos a jugar la vida. Acá no se juega con ametralladoras ni con revólveres, acá se tira el centro atrás y la empuja el compañero que viene para que festejemos todos”.

 

Diego también les dirigió un mensaje a los jugadores de Gimnasia, que lo acompañaron en el campo de juego: “Quiero pedirles encarecidamente a todos mis futbolistas que cuando yo los tire a la cancha se maten por toda esta gente, que traben con la cabeza si es posible”.

Acá se viene a entrenar y el que no entrena, no juega. El que venga, la va a tener dura con nosotros“, recalcó un Maradona que se emocionó al mirar al cielo y recordar a sus padres. Además, fiel a su estilo, disparó contra la prensa.

Acá estoy en mi casa“, afirmó ante una multitud que no paraba de alentarlo y de cantar “El que no salta, es un inglés“. Incluso, hubo un algún momento de desborde cuando algunos hinchas se metieron al campo de juego con la intención de abrazar al campeón del mundo en México 1986.

A las 16, Maradona tiene pactada su primera conferencia de prensa en el Hotel Grand Brizo La Plata, a la que -según informaron- pidieron acreditaciones más de 1200 periodistas, entre lo que se encuentran medios de China, Filipinas, Qatar y otros países.

Fuente: Infobae