El técnico rojiblanco salió a hablar luego de la derrota ante Arsenal y se refirió al panorama que afronta y lo que se espera. Madelón anticipó que hará cambios.

En un partido para el olvido, Unión perdió 4-1 frente a Arsenal en Sarandí y sumó su cuarta derrota consecutiva. Un momento crítico que nunca le había tocado vivir a Madelón en el club Tatengue.

Al respecto, el DT dijo: “Son momentos duros, yo salgo hablar porque no tengo nada que esconder”, respondió y adelantó que hará cambios y también optará por otro sistema táctico para afrontar los partidos que se le vienen.

“Ante Central vuelven Damián Martínez y Méndez. No sabemos cómo va a estar Carabajal”, sostuvo.

El técnico pidió salir despacio de este momento y que hay que estar equilibrado: “Yo no hablaría de estrategia, hablaría más de actitud“, reconoció y dijo haber sentido vergüenza sana de haber perdido.

“No me voy a quedar a robarle a un club, jamás. Tengo la posibilidad de trabajar tranquilo. Estoy convenido de que viene Central y tenemos que hacer un buen partido. Hay que empezar a sumar para cortar la racha. Hablar mucho no tiene sentido porque hay cosas que no se puede explicar”, sentenció Madelón.

Luego agregó:  “No estoy apostrado en la silla de Unión, la dirigencia tiene que hacer lo que le parezca”. Y siguió: “No soy el dueño del club, sí soy dueño del estado de los jugadores y vamos a tratar de salir adelante”.

Sobre el cambio de arquero, explicó: “No había argumentos para sacar a Moyano pero sí había argumentos para poner a Peano, si se equivocó se podrá equivocar otra vez, yo soy de dar confianza”.