El gran recibimiento de la parcialidad xeneize también vio afectado el campo de juego donde el partido no inicio a horario para poder liberar el césped. Mirá el video.

¡Los papelitos en la Bombonera!

El partido de la vuelta semifinal de Libertadores entre Boca y River se vio demorado por el recibimiento de la parcialidad xeneize en La Bombonera.

La gran lluvia de papelitos cubrió literalmente el césped del estadio de Boca, hasta tal punto que los empleados del club debieron entrar y retirar de a poco los papeles.

En ese instante, el árbitro brasileño Wilton Sampaio decidió no iniciar el encuentro que estaba previsto a las 21.30 y recién rodó la pelota 15 minutos después.