14.9 C
Santa Fe
Acceso a Radio en vivo FM SOL 915

Los captores del argentino en Nigeria se contactaron y exigieron dinero para liberarlo

El embajador Gustavo Dzugala aseguró que un grupo criminal se llevó al joven de 28 años mientras trabajaba en un campo. Un delegado de la empresa para la que trabaja el ingeniero encabeza las negociaciones. Siembra-Santiago-Lopez-Menendez-Kontagora_CLAIMA20150625_0021_28   Con el correr de las horas, se van conociendo más detalles del secuestro de Santiago López Menéndez, el ingeniero agrónomo argentino de 28 años que fue raptado en Nigeria por un grupo de hombres armados. Hasta ayer todo era un misterio y poco se sabía sobre la suerte del joven. Sin embargo, esta mañana Gustavo Dzugala, el embajador de la Argentina en el país africano, confirmó que los captores se pusieron en contacto y exigieron dinero para su liberación. En diálogo con el periodista Reynaldo Sietecase en Vorterix Rock, el diplomático sostuvo que se trataría de una banda criminal local y que el secuestro no estaría vinculado con ninguna organización islámica de ese país. “Esto ocurrió ayer, el secuestro fue más o menos a las 9:30 de la mañana, y el primer contacto fue a las 18:30. Ya está en manos de profesionales” declaró. López Menéndez trabaja en un campo de la empresa Flour Mills of Nigeria a unas cinco horas de la capital, Abuja. Según contó su hermana, estaba comenzando su jornada laboral junto a un grupo de granjeros cuando llegaron personas armadas y lo secuestraron. “La negociación es llevada adelante por las autoridades y un negociador de la compañía”, contó el embajador, quien remarcó que las comunicaciones en ese país son muy complicadas. “Se cortan a partir de las 10 de la noche”, detalló. Sobre el tiempo que podría llegar a durar la negociación, el funcionario aclaró que podría haber novedades en los próximos días. “La verdad que no creo que sea muy breve pero no creo que lleve muchos días. Nos vamos a quedar en la estancia (en la que trabajaba Santiago) para darle apoyo a la novia”, comentó. Según los empleados que presenciaron la escena, los captores advirtieron que no querían lastimar a nadie y efectuaron varios disparos al aire y los amenazaron. Luego se llevaron secuestrado a Santiago en su propia camioneta. “Santiago estaba obligado a llevar custodia policial todo el tiempo. Incluso la estancia también estaba custodiada. Lo que pasa es que es muy grande. Son muchas hectáreas”.]]>

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
Últimas noticias
spot_img
Noticias relacionadas