Los abogados del conjunto alemán se reunirán la semana que viene con el presidente Sabalero tras no recibir el dinero acordado en la transferencia.

La paciencia de los dirigentes del Bayer Leverkusen se terminó y la semana que viene, sus abogados vendrán a reunirse con Néstor José Vignatti para pedirle que le paguen los acordado en la transferencia del jugador a la entidad europea.

Colón aún no pagó los 3.2 millones de euros a los alemanes, cifra que prometieron abonar como parte de devolución por el monto que el Leverkusen erogó para ejecutar la cláusula de rescisión que el contrato de Alario estipulaba para poder salir de River.

Por tal motivo, de no llegar a un acuerdo, el Leverkusen elevará el caso a la FIFA y podría desembarcar en una quita de puntos para el Sabalero.