Luego de consolar a sus jugadores por la dolorosa caída ante Flamengo, el entrenador de River se permitió un momento de visible emoción y fue abrazado por integrantes de su cuerpo técnico.

Copa Libertadores 2019

El entrenador de River, Marcelo Gallardo, no pudo contener la emoción tras la dura derrota ante Flamengo en la final de la Copa Libertadores y se lo pudo ver siendo consolado por integrantes de su cuerpo técnico.

Luego de haber acompañado a varios de sus jugadores que lloraban en el campo de juego, el Muñeco demostró que vivió el partido a flor de piel y se permitió un segundo a solas sin poder contener la tristeza.