La Organización de Naciones Unidas expresó la necesidad de que haya más equidad en el acceso a las vacunas e instaron a los gobiernos a aplicar un impuesto de solidaridad a quienes “se beneficiaron durante la pandemia, para reducir las desigualdades extremas”.

La ONU pidió un impuesto a los ricos que aumentaron su fortuna en la pandemia

Este martes el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, propuso a los países a establecer un “impuesto solidario“, al indicar que las personas más ricas del mundo vieron aumentar sus patrimonios en 5 billones de dólares durante la pandemia. Además, redobló el reclamo por un acceso más equitativo a vacunas contra el coronavirus.

Se trata de un caso similar al Aporte Solidario y Extraordinario que determinó el Gobierno en Argentina y que alcanza a personas humanas y sucesiones indivisas residentes en el país por la totalidad de sus bienes en el país y en el exterior y a las personas humanas y sucesiones indivisas no residentes, por la totalidad de sus bienes en el país, siempre que los mismos superen la suma de $200 millones.

Leer más: El impuesto a la riqueza fue reglamentado por el Gobierno

Durante el Foro del Consejo Económico y Social sobre la Financiación para el Desarrollo, el responsable de la ONU expresó: “Insto a los gobiernos a que consideren la posibilidad de aplicar un impuesto de solidaridad o sobre la riqueza a quienes se beneficiaron durante la pandemia, para reducir las desigualdades extremas”.

En cuanto a la crisis que provoca el endeudamiento en muchos países, Guterres propuso su suspensión y aligeramiento, así como la concesión de liquidez a los países que la necesiten.

Pero tenemos que ir más allá de su aligeramiento“, continuó Guterres e instó a reforzar “la arquitectura de la deuda internacional para acabar con los letales ciclos de oleadas de deuda, de crisis de deuda global y de décadas perdidas“.

Leer más: La ONU quitó al cannabis de la categoría de drogas más peligrosas

A su vez, otra de las acciones prioritarias que propuso fue invertir en un nuevo contrato social, que esté basado en la solidaridad y las inversiones en educación, los empleos decentes y ecológicos, la protección social y los sistemas de salud que formarían “la base del desarrollo sostenible e inclusivo“.

Este Foro debe proporcionar ambición e impulso, para financiar un futuro resistente, inclusivo, equitativo y sostenible para todos“, mainfestó el secretario general y agregó que “se necesita un cambio de paradigma que permita alinear al sector privado con las metas globales para hacer frente a los retos futuros, incluidos los provocados por el coronavirus”.

Leer más: Argentina recibirá más de 2,2 millones de vacunas del fondo Covax de la OMS

Además, llamó a cerrar la brecha de financiación del mecanismo Covax, que cuenta con el apoyo de la ONU, y busca inyectar dos mil millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus a una cuarta parte de la población de los países más pobres para finales de 2021: “Para acabar de una vez por todas con la pandemia necesitamos un acceso equitativo a las vacunas para todos, en todas partes“.

Fuente: Télam