María Mercedes Subelza volvió a la provincia de la que es oriunda. Espera la llegada de los restos de su hijo a quien mataron el jueves 20 de febrero en Santa Cruz. Será asistida por profesionales de la salud.

María Subelza.

Crimen y violación en Puerto Deseado

El pasado jueves 20 de febrero en la localidad de Puerto Deseado en Santa Fe, mataron a un niño de 4 años y violaron a su mamá, María Mercedes Subelza.

El único imputado se negó a declarar y esperan las pruebas psicológicas y psiquiátricas, ya que, sostuvo “no recordar nada”.

La mujer, oriunda de Salta, regresó a su provincia donde espera la llegada de los restos de su hijo para poder oficiar una misa y enterrarlo en Rosario de la Frontera, donde viven.

La familia fue recibida por el gobernador de la Provincia, Gustavo Sáenz; el ministro de Seguridad de Salta, Juan Manuel Pulleiro; el coordinador de Enlace y Relaciones Políticas de la Gobernación, Pablo Outes; la secretaria de Derechos Humanos, Mariana Reyes; personal de Gendarmería Nacional y un cura párroco.

Con asistencia médica

La víctima fue llevada a una clínica donde fue asistida y observada por profesionales para estar al cuidado de su salud. Luego todos fueron trasladados a una casa de huéspedes ubicada en los cuarteles de la Gendarmería Nacional.

Fuente: Perfil.