Se trata de la jugadora Megan Rapione quien fue la goleadora de su equipo logrando anotar dos goles contra España, consiguiendo que EE. UU clasifique a los cuartos de final del Mundial de Fútbol Femenino. Rapione es una gran critica de la gestión del actual presidente.

Megan Rapione y Donald Trump

Un poco antes del partido del lunes, transcendió un video de Megan Rapinoe, declarando: “No voy a ir a la jodida Casa Blanca. Tampoco nos van a invitar, lo dudo“. Rapinoe hizo referencia a la tradición del recibimiento en la Casa Blanca a los campeones del mundo.

Trump fiel a su estilo no tardó en responderle a la jugadora por su red predilecta Twitter. El presidente de los Estados Unidos le advirtió que no “faltara el respeto” a su país.

Traducción:“La jugadora de fútbol femenino, @mPinoe, acaba de decir que “no irá a la Casa Blanca si ganamos”. Además de la NBA, que ahora se niega a llamar a los propietarios, a los propietarios (explique que acabo de recibir la Ley Criminal). Reforma de la justicia aprobada, el desempleo negro se encuentra en el nivel más bajo ..
… en la historia de nuestro país, y el índice de pobreza también es el mejor número de la historia), las ligas y los equipos adoran venir a la Casa Blanca. Soy un gran fanático del equipo estadounidense y del fútbol femenino, ¡pero Megan debería GANAR primero antes de HABLAR! ¡Termina el trabajo! Aún no hemos ganado.
invitó a Megan o al equipo, pero ahora estoy invitando al EQUIPO, gane o pierda. Megan nunca debe faltarle el respeto a nuestro país, la Casa Blanca o nuestra bandera, especialmente porque se ha hecho mucho por ella y por el equipo. Siéntete orgulloso de la bandera que llevas. Los Estados Unidos están haciendo GRAN !.”

Leer más:¿Cómo quedaron los cuartos de final del Mundial de Fútbol Femenino?

Trump le reclamó a Rapione que antes de hablar “termine el trabajo” y que gane o pierda la Seleccion invita a todo el equipo a la Casa Blanca.

La jugadora Rapione es muy criticada en Estados Unidos por no cantar el himno ni llevarse la mano al corazón. lo cual es una protesta contra las políticas de Trump que iniciaron varios deportistas en el año 2016 por sus políticas sociales.