Lo dijo Susana Campoli, histórica militante peronista, en el acto que se llevó a cabo en la Plaza Blandengues por los 100 años de Eva Duarte de Perón. “Lo valioso de ella es que no le pudieron quitar el alma que trajo de la calle”, destacó.

Foto: Mauro Re.

(Para escuchar el audio desde el celular apretá en “listen in browser o escuchar en el navegador”)

100 años de Eva Perón

Este martes 7 de mayo se cumplen cien años del nacimiento de María Eva Duarte de Perón y el peronismo, organizaciones sociales y sindicales realizarán distintas actividades para homenajear a la dirigente recordada como “la abanderada de los descamisados”.

En la ciudad de Santa Fe, se hizo un acto de la Plaza Blandengues, ubicada en 25 de Mayo y Mendoza. En esta oportunidad, la histórica militante peronista, Susana Campoli, dialogó con el Móvil de SOL 91.5 recordando lo que significó Eva en la vida de los argentinos.

“Eva fue, en un momento de la Argentina donde los pobres eran pobres, donde no había derechos, donde todo lo que después ella incluyó”, afirmó.

“Pensar que vivió de los 23 a los 33, en diez años de su vida no solo trascendió en Argentina sino en América y en el mundo. Fue recibida por presidentes, por reyes, por el Papa, en reconocimiento”, sostuvo Susana.

“Esa profunda convicción que tenía ella de luchar contra la injusticia social, contra la exclusión, fue la polea que le dio la fuerza para la batalla que ella dio. Con una prepotencia de trabajo admirable, reconoció.

Lo valioso de ella es que no le pudieron quitar el alma que trajo de la calle. Ella siguió siendo Eva y trascendió de la forma que trascendió”, manifestó.

“Conocemos hombres y mujeres de la política que llegan a un cargo, disfrutan de los placeres que le puede dar ese cargo y entonces, se olvidan del resto de la humanidad. Evita no lo hizo”, sentenció.