Así lo decidió la Sala Segunda de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial, de acuerdo al principio del interés superior del niño.

“Kiki” será restituido a la familia Gigliotti-Morla, tras un fallo de la Sala Segunda de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial. Tras el “no” recibido en febrero a la apelación de la familia para que el niño vuelva a estar con ellos, “Kiki” deberá permanecer bajo la tutela de la familia hasta que se inicien los trámites de adopción.

Eduardo Sodero, Luciano Francisco Pagliano y Armando Drago, quienes componen el tribunal de jueces de alzada revocaron la medida impuesta por la jueza de Trámites, Susana Romero, que ordenó que el menor continúe con la familia solidaria de San Carlos.

El juez Sodero consideró en su informe: “La urgente necesidad de proveer a la tutela judicial efectiva de los derechos comprometidos, ante decisiones que exhiben una incidencia crucial en la vida actual y futura del niño, y que ocasionan agravios de difícil o insuficiente reparación ulterior, tornando equiparable a definitiva a la resolución impugnada”.

FUENTE: unosantafe