El acusado tiene 40 años y sus iniciales son DAP. Las víctimas son menores de edad. Los fiscales Alejandra Del Río Ayala y Matías Broggi solicitarán una pena de 20 años de prisión.

Un hombre de 40 años cuyas iniciales son DAP comenzará a ser juzgado este miércoles como autor de delitos contra la integridad sexual cometidos en perjuicio de sus dos hijas menores de edad. Los fiscales que representarán al MPA son Alejandra Del Río Ayala y Matías Broggi, quienes solicitarán una pena de 20 años de prisión para el acusado.

Los delitos sucedieron en fechas indeterminadas y las víctimas son dos niñas pequeñas, hijas del acusado, que al momento de los hechos convivían con él en una casa de la capital provincial”, manifestó la fiscal Del Río Ayala. También añadió que “a una de las niñas la amedrentó diciéndole que, si contaba lo ocurrido, mataría a su mamá y a sus hermanos”.

Respecto del inicio de la investigación, la funcionaria del MPA indicó que “la mamá de las niñas radicó la denuncia en agosto de 2017 luego de que una de las víctimas le contara lo que había sucedido”. En tal sentido, agregó que “a partir de ese momento comenzamos a tomar las medidas correspondientes para llegar a la instancia de juicio, entre ellas, las entrevistas a las dos menores, las cuales fueron realizadas por personal especializado en Cámara Gesell”.

Abusos

Por los delitos en perjuicio de una de sus hijas, DAP será juzgado como autor de los delitos de abuso sexual con acceso carnal calificado (por haber sido cometido por un ascendiente afín en línea recta y por estar encargado de la guarda), en concurso ideal con corrupción de menores de 18 años agravado (por haber sido cometido por un ascendiente y por ser encargado de la guarda).

En relación a los ilícitos sufridos por la otra hija del acusado, el hombre será juzgado como autor de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante calificado (por la duración y circunstancias, por haber sido cometido por un ascendiente afín en línea recta, por estar encargado de la guarda y aprovechando la situación de convivencia con la menor), en concurso ideal con corrupción de menores (agravado por haberse cometido por un ascendiente y por estar encargado de la guarda de la menor).

Vínculo de confianza

La pena de 20 años de prisión que solicitamos desde la Unidad Fiscal Especial de Violencia de Género, Familiar y (Gefas) es acorde a los hechos endilgados a DAP y fundamentalmente al vínculo de padre e hijas que los une”, manifestó Del Río Ayala. Asimismo, sostuvo que “el acusado quebró la confianza que sus hijas le tenían, y aprovechó la situación de convivencia y guarda para cometer los abusos sexuales. Sin dudas, estamos ante hechos que pervierten el desarrollo normal, libre y progresivo de la sexualidad de las niñas”.

Agenda

De acuerdo a lo programado por la Oficina de Gestión Judicial (OGJ), el juicio se iniciará el miércoles a las 7:45. Por su parte, el jueves continuarán las actividades también a partir de las 7:45.

En cuanto a los alegatos de clausura, está previsto que se lleven a cabo el viernes a las 9:00, mientras que la sentencia fue programada para el jueves 5 de marzo a las 11:00.

Fuente: MPA