Se trata de Danny Drinkwater, del Burnley, y se propasó con la pareja de Kgosi Ntlhe, del Scunthorpe United. 

El jugador inglés Danny Drinkwater del Burnley sufrió una paliza a la salida de un boliche en Manchester. El jugador le dijo cosas inapropiadas la novia de Kgosi Ntlhe, defensor sudafricano del Scunthorpe United y fue golpeado por matones hasta lesionarlo.

Según testigos, el jugador del Burnley habría dicho a los gritos: “No me importa, amigo, ella viene a casa conmigo“. En ese momento actuaron los agentes de seguridad del local bailable, que golpearon al futbolista fuera del lugar. “Rompámosle las piernas“, fue lo que dijo uno de los agresores según relato de testigos.

Fue un ataque violento y había sangre por todas partes. Los atacantes sabían que era un jugador de la Premier y empezaron a saltar sobre su tobillo. Sabían que era su medio de vida“, describió un testigo. “Había sangre por todas partes, y todo fue increíblemente desagradable“, manifestó.

Fuente: Ámbito