Un joven de 21 años resultó herido de arma de fuego en inmediaciones de calle Boneo al 5600. Está internado en el hospital Cullen.

Un joven de 21 años fue acribillado a balazos este martes y permanecía internado en el Hospital Cullen.

El hecho se produjo pasadas las 15 en Boneo al 5600. Allí se encontraba Jorge Nicolás V. cuando fue atacado aparentemente por dos sujetos. La víctima recibió impactos en el tórax (con orificio de entrada sin salida), en la mano izquierda, en el muslo, dos heridas en el antebrazo izquierdo y otras dos en el antebrazo derecho.

Con la urgencia del caso fue derivado al hospital Cullen donde se encuentra estable. En diálogo con SOL 91.5, el Dr. Juan Pablo Poletti, director del nosocomio, expresó: “Tuvo mucha suerte en el trayecto de la bala.  Los impactos que recibió no lesionaron ni los bazos ni el corazón; tampoco tocó arterias en los miembros inferiores y superiores. Ni siquiera tiene respirador artificial; está respirando por sus propios medios. De todas formas,  va a seguir internado en control”.