El presidente de Brasil reiteró que lo importante es la economía y aseguró que “el hombre quiere trabajar, Dios mío. ¿Es un crimen trabajar?“.

El presidentede Brasil, Jair Bolsonaro, volvió a insistir en que no es necesario realizar una cuarentena general obligatoria y aseguró que “esta es una realidad, el virus está ahí. Vamos a tener que enfrentarlo, pero enfrentarlo como un maldito hombre, no como un niño. Seamos realistas con el virus. Es la vida. Moriremos un día. ¿Queremos salvar la vida?”.

Leer más: En medio de la cuarentena por coronavirus, Bolsonaro pide la reapertura de los comercios

Ahora, el empleo es esencial. Los trabajadores necesitan ganarse la vida“, señaló el presidente.

En ese sentido, cuestionó: “¿Vamos a condenar a este tipo para que entre a la casa? Quedarse dentro de la casa, no tener ahorros ni ingresos. A tener su heladera vacía. Su comida se terminará y necesita trabajar, mantener a su familia, cuidar a sus hijos“.

Y agregó: “Tenemos un problema más grave en este momento. Estas personas informales, que nunca tuvieron voz en ningún lado, ahora han tenido un ingreso de R $600 para ellos“.

Jair Bolsonaro aseguró además que: “Hay una mujer golpeada en casa. ¿Por qué es eso? En casa, falta pan, todos pelean y nadie tiene razón. ¿Cómo terminas esto? El hombre quiere trabajar, Dios mío. ¿Es un crimen trabajar?“, preguntó.