El siniestro provocó la quemadura de muebles de la sala de
lectura y numerosos libros que se hallaban en ese sector. Afortunadamente, el
mismo se encuentra separado de la biblioteca propiamente dicha, lo que impidió
que el fuego se propagara generando un daño irreparable.

 

Vale la pena mencionar que algunos meses atrás el edificio
había sido atacado mediante pintadas que censuraban el nombre que designa a la
biblioteca. Las fuerzas policiales se encuentran investigando la posible
relación entre ambos hechos.

 


La presidente del Concejo Municipal a cargo de la Intendencia, Dra.
Daniel Qüesta, manifestó su preocupación por lo sucedido: “Lamentamos
profundamente lo acontecido porque en este caso no sólo se trata de un bien de
todos los santotomesinos, como es la biblioteca municipal, sino que cobra una
dimensión mucho mayor ya que se trata de un ámbito vinculado con la cultura y
la educación.”

  

“Se está investigando si ambos hechos (las pintadas y el
incendio) guardan algún tipo de relación. De ser así, sería mucho más grave aún
porque la temática de los derechos humanos está en la agenda permanente de este
gobierno municipal. De hecho, existe una Coordinación que trabaja muy
fuertemente en torno a este tema y estamos convencidos –si es que el incendio
responde a las mismas motivaciones que las pintadas– de que esta manera de
manifestarse es absolutamente repudiable. No son prácticas democráticas”,
aseguró Qüesta.

 

 

Fuente: Prensa Municipalidad de Santo Tomé