El certamen se jugará a partir del año próximo entre febrero y noviembre, según las reformas de la Conmebol anunciadas este martes. La decisión fue adoptada para “armonizar los calendarios de competencias con los torneos locales de cada país”. Además, la final se jugaría en un solo partido y en una cancha anunciada con anticipación.

copa libertadores

Las principales novedades de la Copa Libertadores desde 2017:

  • Se pasará de un promedio de 27 semanas a 42 semanas de duración total para la Copa Libertadores, que se jugará de febrero a noviembre
  • La sede de la final será elegida con anticipación
  • La Copa Sudamericana mantiene un calendario similar: se disputara a partir de junio y finalizará en diciembre.´
  • El número de representantes por cada país será definido en una reunión del Consejo de la Conmebol (ex Comité Ejecutivo) a celebrarse en tres semanas, dijo a la agencia AFP una fuente de la organización. El rumor es que la cantidad de participantes pasaría de 38 a 42 clubes.
  • Otra novedad es que a partir de 2017 los 10 clubes de la Copa Libertadores que no avancen a los octavos de final tendrán la oportunidad de seguir compitiendo en la Copa Sudamericana. Además, los campeones de ambos torneos ganarán cupos directos a la fase de grupos de la siguiente edición de la Copa Libertadores.

 

Los motivos

  • Los cambios son para “potenciar la calidad del fútbol sudamericano e impulsar su desempeño deportivo, esto por medio de una estrategia integral que permita generar y reinvertir más valor en su desarrollo y promueva la sustentabilidad de los clubes y las asociaciones miembro”.
  • Las reformas, que también alcanzan a la Copa Sudamericana, contemplan una modificación en el calendario de ambas competiciones con el propósito de armonizar los calendarios de los torneos locales de cada país con las competencias continentales de clubes.
  • “Por mucho tiempo los clubes han tenido que elegir entre el campeonato local y los torneos continentales, y eso afecta la calidad de ambas competiciones”, argumentó Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol.
  • La reforma “permitirá mejorar el desempeño deportivo en los torneos nacionales, proteger a los jugadores y además potenciar la calidad de juego en las copas continentales”.

 

Fuente: La Nación