La nueva norma solo autoriza a los matrimonios a adoptar, por lo que no solo excluye a la comunidad LGTB+ sino también a los solteros.

Imagen ilustrativa

Menos niños podrán ser adoptados en Hungría

Una nueva reforma constitucional en el país europeo revoca la posibilidad de adoptar a personas del mismo sexo, fomentando un concepto conservador de lo que es una familia.

Este martes la mayoría absoluta en el Parlamento del Fidesz, el partido nacionalista del primer ministro Viktos Orbán ha aprobado una enmienda a la Constitución y una ley que solo habilita la adopción a los matrimonios.

Leer más: Mirá la nueva modalidad para detección de familias adoptivas en Santa Fe

La nueva norma fue protestada por miembros de la comunicad LGTB+ y diferentes ONG defensoras de los derechos humanos.

Las enmiendas aprobadas dictan en la Constitución que “la madre es mujer, el padre es varón” y define al matrimonio como “la unión de una mujer y un hombre”. Otras de las reformas establecen solo los matrimonios podrán adoptar lo que supone excluir a los miembros de la comunidad LGTB+, y todos los solteros: impidiendo las adopciones monoparentales.

Si bien puede haber excepciones, y alguien que no esté casado puede solicitar la adopción, será el Gobierno, específicamente la ministra de Asuntos Familiares, quien dispondrá sobre la solicitud.

En el país las parejas del mismo sexo podían  solicitar la adopción de un niño o niña a través de una adopción individual, la nueva norma se formuló para impedir esto, según denuncian las organizaciones por los derechos humanos. La mayor queja de los colectivos LGTB+ es que la nueva medida impide a que los niños y niñas puedan ser adoptados por familias, significando que una mayor cantidad de menores crecerán sin padres.

Al respecto se han manifestado la ONG de Hungría por los derechos LGTB+, Háttér y Amnistía Internacional ambas condenando el hecho, al cual consideran un retraso para el derecho de las infancias y de la comunidad LGB+.

Fuente: ABC