29.7 C
Santa Fe

Hollywood: el Sindicato de Actores está cada vez más cerca de unirse a la huelga iniciada por los guionistas

Miembros del gremio de artistas votaron a favor de unirse a la medida de fuerza en el caso de que las negociaciones con los estudios no resulten efectivas. 

Hollywood en huelga

Las tensiones aumentan en la “meca del cine”. A medida que el paro masivo de guionistas paraliza y ralentiza gran parte de las producciones para cine y TV programadas para este 2023, los gremios de directores y actores también contemplan diversas instancias de conversaciones con los estudios para asegurar -por ahora- su permanencia en el tiempo.

Esta semana, el Sindicato de Directores de Estados Unidos (DGA por sus siglas en inglés, Directors Guild of America) alcanzaron un histórico principio de acuerdo con las principales empresas productoras de contenidos. Los diálogos entre las partes comenzaron hace menos de un mes, y el resultado tentativo fue un nuevo contrato laboral de 3 años de duración. Sin embargo, se trata de una instancia previa a la decisión final, que será ratificada mediante una votación entre todos los integrantes del gremio, en una fecha aún por definir. Este nuevo prototipo de acuerdo con la Alianza de Productores de Cine y Televisión (AMPTP) incluiría un aumento en los salarios y beneficios laborales; una readecuación del porcentaje de los “residuales” del streaming; entre otros puntos.

La actriz Fran Drescher, presidenta del Sindicato de Actores de América, junto a Meredith Stiehm, presidenta del Sindicato de Escritores de América. Foto de Chris Pizzello

Leer más: Hollywood en huelga: el Sindicato de Directores llegó a un principio de acuerdo con los estudios

Asimismo, semanas atrás miembros del Sindicato de Actores de Cine-Federación Estadounidense de Artistas de Radio y Televisión habían solicitado una votación para determinar si, en caso de no avanzar exitosamente en las negociaciones, el gremio otorgaría “autorización” para unirse a la medida de fuerza iniciada por el Sindicato de Escritores de América a comienzos de mayo. Aunque en aquel momento la actriz Fran Drescher (actual presidenta del SAG-AFTRA) afirmó que aquello no significaba necesariamente que los actores se unirían al paro y que la situación laboral entre actores y guionistas era considerablemente diferente, ahora el gremio ha dado un paso más camino a la medida de fuerza, ya que este lunes se realizó la votación solicitada y el resultado fue abrumadoramente a favor del paro. 65.000 miembros votaron, y el 98% de ellos apoya la decisión de ir al paro en caso de no avanzar productivamente en las negociaciones. Posterior a la votación, Drescher se refirió a sus colegas y declaró: “estoy orgullosa de todos ustedes“.

Las negociaciones entre el SAG-AFTRA y el AMPTP comienzan este miércoles y la fecha límite para las discusiones es el 30 de junio, momento en el cual vence el actual contrato laboral establecido entre las partes. Al igual que el resto de los sindicatos, los artistas deben dialogar con representantes de las principales compañías productoras de contenido para cine, TV y servicios de streaming.

Eventualmente, si los actores se unen al paro de escritores, el impacto se verá reflejado en su mayoría en las producciones de TV y cinematográficas; tanto las coberturas periodísticas y las conducciones de programas de noticias se vería parcialmente afectada. Los actores vislumbran un acuerdo que contemple, de base, un aumento en salarios (afectados duramente por la inflación y el contexto del streaming); la regulación del uso de la Inteligencia Artificial; planes de beneficios; y el tratamiento de las audiciones autograbadas, algo que representa costos extras para los actores y el equipo de producción.

Leer más: Miembros del Sindicato de Actores solicitaron una votación para determinar si se unen al paro de guionistas

Dividir y conquistar

El principio de acuerdo alcanzado por la AMPTP y el DGA, aunque histórico y de aparente eficiencia, despertó alarma entre los miembros del Sindicato de Escritores. Esto se debe a que más de un dirigente sindical ha señalado las claras intenciones de los estudios de evitar que más sectores se unan al paro de guionistas, logrando así minimizar el reclamo masivo y silenciar la medida de fuerza, debilitándola por completo. Sin embargo, los escritores no ceden terreno y aseguran: “no funcionará“.

Algunos miembros del WGA, incluso, señalaron un paralelismo entre las acciones actuales del AMPTP y aquellas asumidas entre 2007 y 2008, cuando se realizó la última huelga masiva de escritores. Los directores negociaron su propio contrato mientras los guionistas permanecían en paro. En opinión de algunos, aquel acuerdo de hace 15 años sentó un precedente que obligó a los guionistas a aceptar las condiciones acordadas por el DGA y poner fin a la huelga.

La historia se repite. Anticipándose a esto, el comité negociador del WGA publicó la semana pasada una carta en la que advertía que los estudios volverían a seguir una estrategia de “divide y vencerás“, enfrentando a los gremios entre sí. “Nuestra posición es clara: para resolver la huelga, las compañías tendrán que negociar con el WGA sobre nuestra agenda completa“, decía la carta. “Seguiremos marchando hasta que las empresas negocien justamente con nosotros“.

Leer más: Hollywood, Inteligencia Artificial y una industria en disputa 

Aunque en 2023 la situación parece distinta en cuanto a la unión manifestada entre los distintos gremios, cabe señalar que sus objetivos son diferentes en muchos aspectos. Los directores buscan garantizar un porcentaje de ingresos residuales por streaming internacional que tenga en cuenta el crecimiento de suscriptores, además apuntan a los salarios, la seguridad dentro del set, la diversidad y la inclusión, y la incorporación del Día de Junio como día festivo remunerado. Por su lado, la agenda del WGA incluye un aumento salarial, mejores salarios residuales y requisitos mínimos de personal.

El principal eje compartido entre los tres sindicatos en disputa parece ser la regularización de la Inteligencia Artificial dentro de la industria artística. Aquel principio de acuerdo alcanzado por el DGA marcaría un precedente histórico respecto a esto, al confirmar que “la IA no es una persona y que la IA generativa no puede sustituir las tareas realizadas por los miembros“.

spot_img
spot_img
Últimas noticias
Noticias relacionadas