cuevas A pesar de la derrota, Pella ganará -al menos- treinta posiciones en el escalafón y además fue designado por el capitán Daniel Orsanic para componer el equipo argentino que irá a Polonia (del 4 al 6 de marzo) para disputar la pertinente serie de primera ronda del Grupo Mundial. Del otro lado, el título de Río es el más importante que ha ganado Cuevas, que a sus 30 años acumulaba hasta hoy sólo dos títulos ATP 250 en Umag (Croacia) y Bastad (Suecia). El encuentro duró dos horas y 16 minutos pero, por la postergación debido a las condiciones climáticas, se definió luego de la medianoche. Ambos tenistas se hicieron fuertes con su saque y tan sólo hubo dos rupturas de servicio en todo el partido, una en el primer y otra en el tercer set, ambas favorables al uruguayo. La potencia del servicio del uruguayo fue clave, anotando catorce saques directos. En la primera media hora de partido, antes del temporal, los dos tenistas ganaron sus respectivos servicios, con lo que igualaron a tres games antes de ir a los vestuarios. La larga interrupción por la lluvia a punto estuvo de forzar la postergación de la final al lunes, pero la organización logró secar la cancha de polvo de ladrillo con esponjas justo antes de que expirara el plazo que habían impuesto. Tras la reanudación, el uruguayo le quebró el servicio a Pella estableciendo un 5-4 en el marcador y después liquidó el set con su mejor arma: el potente servicio. En el segundo set el guión fue similar, con los dos tenistas jugando desde fuera de la cancha, explotando el saque y con miedo a tomar riesgos excesivos. Así se llegó al tie break, sin que ningún tenista cediera su servicio, y en el juego de desempate logró imponerse Pella, logrando deshacer la igualdad en el último instante. En el set decisivo se prorrogó la igualdad hasta el último instante, el décimo juego, cuando Pella acabó cediendo el único servicio para darle el título al uruguayo. Fuente: Canchallena]]>