La Argentina comienza una nueva serie de Copa Davis este viernes en Polonia. El primero en saltar a la cancha será el bahiense frente a Przysiezny, mientras que Leo Mayer jugará el segundo single frente a Hurkacz.

 

guido pella

Hoy se pondrá en marcha el segundo año de conducción del capitán Daniel Orsanic, frente a Polonia, que, después de un poco de misterio, no contará con Jerzy Janowicz, su pieza más valiosa. El poderoso sacador tiene la rodilla derecha maltrecha y sólo jugó un partido en el año, en Australia. Lo reemplazará Hubert Hurkacz, de 19 años, 602° del ranking, finalista de dobles junior en el Abierto de Australia 2015. Pero lo peor que podría hacer la Argentina es subestimar al rival -con el ejemplo de la final de 2008 ante España sin Rafa Nadal, alcanza y sobra-, un adversario que debutará en el Grupo Mundial tras 152 series.

“La baja de Janowicz es muy importante, es una buena noticia, pero nosotros estamos enfocados en adaptarnos a la cancha, que es realmente rápida. Tenemos algo de incertidumbre sobre el nivel que puedan tener, pero si hay un lugar donde pueden jugar bien es acá”, alertó Orsanic, con mesura. El primero que competirá en la cancha bajo techo formada por placas de madera pintadas por un material acrílico será Guido Pella, uno de los dos debutantes en la Davis junto con Renzo Olivo. El bahiense, que atraviesa por el momento de mayor inspiración de su carrera, abrirá la serie en el Ergo Arena (con capacidad para unas 11.000 personas), desde las 10.30 de la Argentina, frente a Michal Przysiezny (32 años, 318° del tour), que había quedado afuera de la primera citación del capitán Radoslaw Szymanik por supuestos problemas de espalda. A continuación, a Mayer le tocará enfrentarse con Hurkacz, alguien que no conoce, que mide 1,93 metro y posee un saque para tener cuidado. Mañana, a las 9, se jugará el dobles, el punto polaco más fuerte: Lukasz Kubot y Marcin Matkowski ante Carlos Berlocq y Olivo. Y el domingo, la acción se iniciará a las 8.

Fuente: Canchallena