Un informe de la organización ambientalista advierte que la segunda región forestal de Latinoamérica está en peligro por el avance de la ganadería intensiva.

Deforestación indiscriminada en el Gran Chaco

Greenpeace publicó este sábado el informe “El sacrificio de los bosques del Gran Chaco”, donde denuncia que el avance de la ganadería intensiva está destruyendo los bosques nativos del noroeste argentino.

El documento, que se encuentra disponible de manera online, revela además quienes son los principales actores de esta destrucción. Se trata de empresas productoras de ganadería vacuna para la exportación y las grandes cadenas de supermercados y mayoristas de Europa e Israel que compran a estos frigoríficos.

Hay 10 millones de hectáreas de bosques en riesgo por el avance de la ganadería industrial. La actual crisis climática y la pérdida de biodiversidad exige un freno urgente de la deforestación” explicó Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace Andino.

Con este reporte, Greenpeace exige a las empresas involucradas en la industria ganadera que adopten una política de Deforestación Cero y, en caso de ya contar con ese compromiso, cumplirlo estrictamente.

Es por este motivo que la organización ambientalista desplegó carteles en el acto inaugural de la Exposición Rural este sábado. La protesta, que sorprendió a todos en La Rural, provocó la denuncia penal del Ministerio de Seguridad de la Nación por el delito de “intimidación pública”.

Fuente: Prensa Greenpeace/ Sol 91.5