Esto acordado con el Gremio SMATA durante septiembre y a partir del 16 de ese mes continuar con las suspensiones rotativas del personal hasta febrero de 2020.

La automotríz General Motors acordó junto al gremio SMATA una parada de la planta que posee en Rosario durante las primeras dos semanas de septiembre, y a partir del 16 de ese mes continuar con las suspensiones rotativas del personal hasta febrero de 2020.

Esta medida sería para evitar despidos y para adecuar los volúmenes de producción a las circunstancias que hoy tiene el mercado para así lograr un equilibrio que brinde certidumbre a los empleados y proveedores en los próximos 6 meses.

Leer más: General Motors frenó su producción y suspende a sus trabajadores por un mes

Desde la secretaría de SMATA advirtieron que la compañía pedía la suspensión de 350 trabajadores durante seis meses. Luego, afirmaron que lograron un consenso con la empresa para que la suspensión sea rotativa. Además confirmaron que los trabajadores suspendidos cobrarán el 70% del salario de bolsillo.

Leer más: Renault suspendió a 1.500 operarios y frenó la producción

Fuente: Infobae