El equipo nacional llegaba para dar el gran batacazo ante una multitud en Rosario, pero el favorito no dio chance a las sorpresas y se llevó un triunfo reconocido por el público.

Los Juegos Suramericanos de Playa llegaron a su final con una apasionante final entre Argentina y Brasil. Ambos equipos de fútbol playa llegaron con todas victorias en sus espaldas y presentaban para dar un espectáculo a estadio colmado en la costa de Rosario, donde se plantó el evento continental.

Con el objetivo de darle el segundo triunfo oficial en la historia de la albiceleste, los ladirigidos por Hernán Magrini buscaron el batacazo, pero se toparon con una selección que es 14 veces campeona del mundo y que tiene un fútbol aceitado, que o dio lugar a dudas desde el primero de los tres tiempos jugados.

Con toques y un funcionamiento excepcional, no dieron ventaja en ningún momento y se quedaron con la final con un cómodo 8 a 1, que tuvo al gol sobre el final argentino como un valor agregado y un descargo por parte de un equipo que está en pleno crecimiento.

Por el lado de la gente, párrafo aparte para ellos que alentaron y disfrutaron del juego de los rivales, aplaudiendo el esfuerzo argentino en el final y también a victoria de la máxima potencia mundial, que respetó al rival siempre y se vivió una verdadera fiesta para cerrar el evento de la mejor manera.

Fuente: Olé/Rosario Plus